Buzios, Un destino para VIVIR una vez en la vida o… quedarte a vivir.

Por: Jessica De la Cruz

Siempre tuve la idea de no viajar a destinos de playa fuera de México… Porque en México tenemos las mejores playas y sin duda, tenemos playas hermosas y paradisiacas, pero conocer la playa en Brasil, me enseñó una nueva forma de vivir este tipo de destinos.

No les voy a hablar de las playas más conocidas. Ésta no es una nota de Copacabana donde las mujeres hermosas deslumbran con su belleza, tampoco les voy a hablar de Ipanema en donde los hombres jugando volleybol muestran todos y cada uno de los músculos que tienen en el cuerpo.

Esta nota, es sobre un destino de playa que me marcó el corazón. Buzios, a dos horas en coche de Río de Janeiro, es un pequeño poblado que tiene todos los ingredientes para hacer felices a las personas. Cuenta con 23 playas paradisiacas, de esas playas en donde la arena es tan finita que aunque haya mucho sol, puedes caminar descalzo y no te va a quemar, el agua es transparente y no es nada fría. Son playas amplias, para nada cómodamente, puedes elegir entre playas con olas o sin olas.

No hay vendedores en exceso y los que hay, todos tienen onda y cuando digo “onda” me refiero a que están uniformados, tienen un diseño de logotipo en su carrito o de plano hay chicas muy guapas que usan los vestidos que venden y se paran un rato para que la gente las admire y se acerque a ver sus diseños de ropa.

Por la noche, hay vida nocturna a todos los niveles, desde restaurantitos pequeños y deliciosos para ir a comer algo tranqui, hasta antros y fiestas latinas donde la noche no termina hasta que sale el sol.

El pueblo es exageradamente pintoresco, las calles son empedradas, hay locales con un lindo diseño, tienes esculturas famosas por el boulevard y además la calidez de la gente es inigualable. Y esto seguro es, porque vivir en un lugar así te hace feliz y eso se nota.

A 50 minutos en coche podrás encontrar Arraial do Cabo, dicen los brasileros que estas playas se encuentran dentro del TOP 5 en todo Brasil y que además aquí está la playa más linda del mundo. No se si esto sea cierto, pero seguro es una imagen que se queda en tu cabeza y no puedes borrar con tanta facilidad.

Había escuchado el término… “Las playas de Brasil son libres” y no había entendido, hasta estar aquí. Las playas son públicas, no hay hoteles con playas privadas, la gente puede usar trajes de baño diminutos sin que exista un morbo, hay una cultura de playa muy fuerte, la gente no necesita sillas y sombrillas para pasarla bien. Basta llegar, extender tu toalla, poner tu bocina, ponerte bronceador y quedarte ahí sentado toda la tarde.

Playas hermosas, gente linda y buena onda, comida deliciosa y un clima envidiable… ¿qué más se necesita para ser feliz?

Ver también

Conoce los 3 hoteles con el mejor destino arquitectónico.

Por: Jessica De la Cruz. Hay hoteles que destacan por el lujo, por el destino ...