fbpx

Viajar es el único fin que justifica los medios.

Por: Jessica De la Cruz

Estoy segura que todos en algún momento de la vida hemos tenido ganas de salir huyendo de todo y de nada al mismo tiempo. Muchas de esas veces lo que queremos es buscar un pretexto para cambiar de vida y empezar de nuevo.

Ese pretexto casi siempre se convierte en un viaje. Puede ser un viaje largo para redescubrirte o puede ser un viaje para estudiar algo…lo que sea. Estudiar solo es el pretexto.

Este comportamiento es algo interesante para analizar. Como seres humanos muchas veces no somos capaces de tomar decisiones drásticas en nuestra vida sin un motivo que lo respalde. En el fondo todos queremos cambiar, transformarnos de vez en cuando pero en lugar de aceptar que es un sentimiento que por naturaleza tenemos, nos dedicamos a buscar pretextos que nos orillen a hacer o no hacer las cosas.

¿Te suena conocido?

Si pones atención a aquellas cosas que son trascendentes en tu vida y en las que has tenido que tomar decisiones importantes y después te preguntas ¿por qué lo hiciste? Encontrarás esa razón o ese pretexto.

Y si hablamos de viajes lo puedes pensar así: Viajar es un fin y los pretextos pueden ser muchos: Estudiar un idioma, buscar una maestría, reencontrarte contigo mismo o con alguien de tu familia, aclarar la mente, volver a tu estado natural, desestresarte, escaparte de la realidad, buscar nuevos amigos, enamorarte, no volver.

Todos son pretextos pero el fin es el mismo. En nuestra mente viajar nos da las respuestas a los problemas más complejos de nuestras vidas. Si lo que buscar es viajar. Se vale buscar cualquier excusa para hacerlo. Se vale darte ese escape y volver como una persona nueva.

Se vale querer irte y no volver.

Y como dicen por ahí: Viaja. Enamórate y no vuelvas.

Ver también

#Sky Los cielos de Sudamérica

Por: Jessica De la Cruz Uno de los hashtags más populares en Instagram es #Sky ...