fbpx

El Huequito

Por Rodrigo López Aldana

Durante la década de los 50 sucedían muchas cosas en México. El país estaba en pleno desarrollo, íbamos en camino a la modernización, el arte estaba en su apogeo con los muralistas, los contemporáneos le cedían paso a los de la onda en la literatura y la edad de oro del cine mexicano dominaba las pantallas.

La Ciudad de México crecía hacia todos lados pero la llegada del taco al pastor la cambió para siempre.

Era 1959 cuando una diminuta taquería abrió en la calle de Ayuntamiento en el Centro para ofrecer únicamente tacos al pastor. Muy pocos conocían algo sobre este pequeño manjar y muchos menos habían tenido la oportunidad de haberlo comido.

Día a día llegaban cientos de personas a probar los “nuevos” tacos al pastor a esta taquería que con apenas un metro cuadrado de superficie les bastaba para sacar taco tras taco. Los clientes lo consideraban un huequito, de ahí surge el nombre de esta pequeña, entrañable y exquisita taquería:

El Huequito.

Jamás se han considerado los creadores del taco al pastor ni tampoco en ser los primeros en servirlos en la ciudad. A pregunta expresa siempre responden, “uy, quién sabe, seguro lo inventaron los árabes.” Lo que sí saben es que su receta es extraordinaria.

El pastor del huequito está entre la carne de el shawarma árabe y el típico trompo de pastor de adobo naranja. El color y el sabor de este taco nos remite inmediatamente a la comida árabe, es innegable la influencia de los kebabs en el origen del taco al pastor.

Es un pastor diferente, de sabor un poco especiado, aunque el marinado no es el típico anaranjado que mancha los dedos.

La carne cocinada perfectamente, jugosa y ligeramente quemada en las orillas, cortada en finas láminas que al caer en la tortilla se mezcla con cebolla asada y picada finamente, la bañan con dos salsas: la roja de chile de árbol y la verde tipo guacamole.

Enrollan la tortilla y dejan el taco unos segundos sobre la plancha para que quede ligeramente crujiente. Las salsas no pican pero aportan sabor a los tacos, gracias a esto es que no puedes parar, uno tras otro hasta que ya perdiste la cuenta.

En el Huequito no verás cilantro ni piña (afortunadamente).

La fama del que quizá sea el mejor taco al pastor de la CDMX, los ha hecho crecer y abrir otras sucursales. La original es la de Ayuntamiento 21 junto a La Europea.

Ya se me hizo agua la boca, voy por unos de pastor. Anímate, este taco te hará soñar.

Si quieres saber mas de Rodrígo López Aldana síguelo en:

IG: @thetacoexpert / @saboresmexicoft

FB: saboresmexicoft

TW: @thetacoexpertmx / @saboresmexicoft

saboresmexicofoodtours.com

Ver también

¡Regresa la Guelaguetza!

Este 2022, regresa la Guelaguetza y con ella una gran celebración llena de actividades en ...

Deja un comentario